Posiciones que estimulan el Efecto Terapéutico

Durante varias décadas se ha observado que el movimiento que realiza la pelvis del caballo al caminar es similar a la que realiza la del hombre. Por lo cual el jinete al estar sentado sobre el lomo del caballo recibe los impulsos del movimiento estimulando no solo el patrón de marcha sino también la compleja estructura de su sistema nervioso.

En esta oportunidad hablaremos sobre los efectos de contracción/distensión muscular y de otros beneficios que experimenta el jinete al cambiar su posición sobre el caballo, durante la marcha o en parada.

Como se produce el efecto de contracción y distensión en las diferentes posiciones

El patrón del caminar del caballo es en cuatro tiempos. La mano derecha (pata delantera derecha ) y la pata trasera izquierda van hacia delante seguidos de la mano izquierda y la pata derecha, apoyando las cuatro por diferencia de segundos.

Cuando el caballo se impulsa para dar el paso, el cuerpo del jinete se eleva y cuando se apoya, el cuerpo del jinete desciende. Esto ocurre en cuatro tiempos y se producen varios efectos sobre el jinete:

  • los movimientos verticales alternos del cinturón pélvico

  • los movimientos horizontales antero-posterior de la pelvis

  • las flexiones laterales de la columna

  • y por lo tanto la contracción y distensión de los músculos del tronco y extremidades inferiores

Los tres efectos producidos sobre el jinete son influenciados simultáneamente por el aumento y disminución de la longitud del paso, su impulso y la conformación del caballo.

Dependiendo de la posición del jinete varia la intensidad de la contracción y de la distensión muscular de sus diferentes músculos.

Analicemos algunas de las posiciones con las cuales trabaja el terapeuta.

Horcajadas hacia delante

Durante esta posición es importante que el jinete mantenga las manos sobre la piernas para evitar el bloqueo de los movimientos antero-posterior y lateral de la pelvis. La contracción y distensión de los músculos del tronco se produce en un plano tridimensional (delante-detrás, arriba-abajo, a un lado hacia el otro). Esto ayuda a fortalecer los músculos del tronco y se activan las nociones de equilibrio y balance.

Horcajadas hacia atrás

El mismo efecto anteriormente descrito se produce durante esta posición. Las nociones de equilibrio y balance se activan con mas intensidad por el cambio que tiene el jinete de su posición natural en el espacio.

El equilibrio es la capacidad de mantener el cuerpo en una posición evitando que la fuerza de la gravedad nos haga caer del caballo. El balance es la capacidad de contra restar el efecto de la fuerza de gravedad desplazando el peso del cuerpo a la dirección necesaria hasta conseguir el equilibrio.

Sentarse de lado (lado izquierdo y derecho)

Cuando el jinete se sienta de lado los músculos laterales del tronco del lado de la cruz del caballo se acorten mas (contraen) y los músculos del lado contrario, es decir los que están del lado de las ancas del caballo se alargan mas (distienden). En efecto también se estimula el equilibrio y el balance y se activan las nociones de espacio y tiempo.

Las nociones de espacio y de tiempo son los ejes de las actividades cotidianas. Es la toma de conciencia de los movimientos en el espacio, en relación a lo que le rodea conjuntamente con el tiempo físico , en el que transcurren los hechos, horas, minutos, segundos tomando como referencia el propio cuerpo.

El jinete ya al sentarse sobre el caballo y cambiar su posición, se traslada a un plano diferente, estimulando las nociones de espacio y tiempo.

Hookling Supina

Es una posición que se practica con mayor frecuencia con jinetes que no tienen estabilidad en el tronco. Cuando el caballo esta en marcha, la pelvis del jinete realiza ligeros movimientos antero-posteriores, los músculos dorsales del tronco se contraen y se distienden, los músculos pectorales y las vértebras se extienden.

A igual que las demás nociones nombradas anteriormente se estimula la simetría del cuerpo en coordinación con el sentido de la vista.

La coordinación viso-motora implica el ejercicio de movimientos controlados y deliberados que requieren de mucha precisión, son requeridos especialmente en tareas donde se utilizan de manera simultanea el ojo y la mano .

Durante la coordinación viso-motora se interrelacionan las nociones de conocimiento visual, direccionalidad, orientación espacial y lateralidad.

De Rodilla

Esta es una posición que se debe de trabajar con jinetes que ya tienen mayor control sobre su tronco y estabilidad pélvica. Se activa con mayor intensidad la distensión de los músculos de la cadera y el sentido de cambio de peso. Esta posición nos permite evaluar la fortaleza muscular e incrementar la estimulación de equilibrio-balance y espacio-tiempo.

Prono sobre el barril

Mayormente jinetes con problemas de hipotonía son colocados en esta posición para incrementar la extensión de las vértebras, el tono muscular del cuello, del tronco y de la pelvis. Es una posición en la cual se cambia el plano de posición del cuerpo del jinete por lo que puede traer síntomas de mareo, vomito y dolor de cabeza. Es conveniente mantenerla por corto tiempo.

Durante cada posición el jinete debe acariciar al caballo para así mantener su conexión y a la vez estimular su sentido táctil.

Recordemos que todos los estímulos sensoriales y las diferentes nociones antes nombradas son estimuladas en cada una de las posiciones, por lo cual el trabajo equino-terapéutico es tan beneficioso, por que es integral. La conexión que se va creando entre el caballo y el jinete es muy estrecha, lo que le permite al jinete disfrutar aun mas del ambiente natural en donde ejercita.

ARTÍCULO POPULAR

Publicaciones Recientes
Siguenos
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Google+ Icon